Mujeres

El ser humano está lleno de contradicciones. Leí los resultados de una encuesta de Entre Mujeres (revista de El Clarín) donde 4 mil mujeres respondían cuál era la frase que menos le gustaba después del sexo.

Entre las cinco primeras afirmaciones aparecía en primer lugar “me tengo que ir”, algo hasta cierto punto comprensible. Una persona tiene la necesidad de cercanía, espera prolongar un momento de intimidad y no sentirse reducida a un objeto de satisfacción.

Lo interesante en este caso es la frase del quinto lugar, una respuesta proporcionalmente inversa a la primera, es decir, “me puedo quedar?”.

Cómo complace uno a una mujer que no quiere que te vayas, pero tampoco que te quedes? Depende del caso, dirán ellas. Pero qué oráculo podrá revelar la respuesta correcta antes de meter la pata?

Tengo la ligera sospecha que sea cual sea tu respuesta estarás entrando a un laberinto. El amor está lleno de adivinanzas y trampas. Si decides quedarte te dirán aquella ya célebre frase en el diccionario de las contradicciones femeninas “necesito mi espacio” y si te vas a tu casa, desearán la atención y el compromiso.

Creo que este mal no sólo corresponde a las argentinas, es muy internacional, pero al fin de cuentas entre irse y quedarse no hay terceras opciones. O puede uno irse a medias y quedarse en cuotas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s