De víctimas a sospechosos

Cuando la televisión pública alemana llegó a la casa de los esposos Yozgat en Kassel, habían pasado cinco días de revelaciones en todos los medios sobre la célula neonazi que había asesinado a nueve inmigrantes y una mujer policía entre el 2000 y 2006. El periodista preguntó como se sentían después de enterarse que a su hijo lo habían matado los radicales, la respuesta simple y confusa del anciano Ismail fue “aliviado y furioso”, como si se trataran de dos palabras con una relación lógica.
Cuando los neonazis llegaron  al cibercafé de su hijo Halit a eso de las cinco de la tarde, el hijo de migrantes turcos tenía apenas 21 años, le dispararon a la cabeza. No hubo robo, ni vínculos con las siete muertes a pequeños comerciantes de origen o raíces turcas y griegas, había un arma en común… y se trataba de crímenes contra migrantes, pero la policía, el Verfassungschutz que es una especie de Servicio Secreto, y la policía criminal sólo se concentraron en el arma asesina.
No podía ser una historia diferente al día a día de los migrantes en Alemania, sin robos ni motivos claros, las víctimas pasaron a ser sospechosas como es habitual cuando se trata de personas con aspecto extranjero, una y otra vez la policía sugirió que aquel muchacho de Kassel debían estar involucrados en la mafia o ser víctimas de chantajes de algún grupo de maleantes, naturalmente de Turquía.
Después de la pérdida de su hijo, Ismail Yozgat pasó casi seis años con la reputación criminal de su hijo y hasta llegó a dudar de la integridad del muerto, aquel muchacho que había criado en Alemania para darle una vida mejor, había encontrado el camino tortuoso de la vida.
Un turco, un musulmán, no podía ser víctima, el estigma está clavado como una cruz en la frente. Sólo el supuesto suicidio de dos de los neonazis implicados directamente en los asesinatos pudo llevar a esclarecer el caso de las muertes de los inmigrantes, es decir, si ellos mismos no hubiera acabado con esta cadena de muerte y revelado la autoría de los crímenes, la policía seguiría contando cuentos de mafias.
Ismail está tranquilo porque finalmente el buen nombre de su hijo y su familia está limpio de sospechas, la afrenta de los últimos seis años se ha extinguido con una muestra de vergüenza colectiva a un país que ha tratado a toda costa de limpiar su imagen xenófoba a costa de la lucha contra los radicales neo fascistas.
Por años Alemania ha pulido el problema de los neonazis que no es tema de discusión política, pero en los últimos diez años los derechistas radicales han sido asesinado a 138 personas, muchos de ellos también alemanes sin migración, aunque el gobierno federal hable de 48.
Mientras tanto, la mitad de los presupuestos de seguridad están destinados a perseguir islamistas que hasta el momento no han cometido ningún atentado en el país, ni causado víctimas mortales, para encontrarse con los radicales religiosos han tenido que enviar tropas a Afganistán donde por ironías de la vida, han muerto 48 soldados alemanes.
En este periodo el estado alemán con impuestos de las familias de estos inmigrantes asesinados, ha pagado a neonazis para infiltrarse en estos grupos, por supuesto, nunca han servido para algo, se habla que al menos en el asesinato de Yozgat, había uno de ellos en el negocio poco antes y quizás durante el crimen.
Extrañamente cae este escándalo con mucha sorpresa, todo el sistema de seguridad de un país obsesionado por el control y sobre todo el control a los inmigrantes, fracasó estrepitosamente, la última víctima de esta serie es una alemana, Michèle Kiesewetter, era policía cuando le dispararon en Heilbronn en el 2007. Hoy se comentaba que era muy cercana al trío principal de asesinos, se sospecha que su muerte, no tenga relaciones políticas, es más bien un crimen pasional.

Anuncios

Un comentario en “De víctimas a sospechosos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s