No compro el Post

Yo no compraba el Washington Post, si acaso  lo miré alguna vez online y sobre Watergate tampoco leí algo. Ví la película, una gran película por cierto, con Dustin Hoffman y Robert Redford.

Sin embargo, debo confesar: Compro libros en Amazon.

El modelo de periodismo a profundidad no está obsoleto, lo viejo es el modelo comercial de la prensa escrita. Si los periódicos van a desaparecer, lo dudo, pero tienen que cambiar porque el mundo gira y las rotativas también. El Post ya estaba pujando por mejorar su presencia virtual y la venta a Amazon es la mejor opción posible, sobre todo porque se trata de una empresa que ha dejado claro que la lectura digital es un hecho y es la que más provecho económico tiene de las nuevas generaciones y las nuevas formas de lectura.

También hay que recordar que los diarios no sólo mueren por los compradores, sino, sobre todo porque los anunciantes se avalanchan sin criterios lógicos al mundo virtual, mucho más desproporcionadamente que los cambios comparativos de lectura impresa y digital. Jaque al diario impreso.

La revista Spiegel, muy arrogante con su posición algo más cómoda en plena crisis, explica en su portal que el éxito del internet es la mezcla de información útil e información superficial, la gente lee lo que quiere online, pero ante la falta de un click en los periódicos que indique las preferencias de los lectores, los diarios escriben lo que los redactores quieren que la gente lea.

Spiegel tiene sus once mandamientos de la prensa escrita en tiempos del internet, mi traducción es la siguiente:

1. Los medios impresos deben diversificarse en dispositivos como celulares, tabletas e internet.

2. Para competir con los medios digitales, los periódicos sólo pueden acudir a la desaceleración. Los medios digitales se usan en el apuro cotidiano, el diario debe concentrarse en mejores temas, profundidad, trasfondo y buena escritura.

3. El tiempo del periódico como tradición u oráculo familiar pasó, debe apostarse por lo sorpresivo por medio de historias, análisis, lenguaje y opiniones.

4. El periódico debe hacerse indispensable a través de sus servicios, autores, comunidades y énfasis local.

5. Aprender de la complicidad de las redes virtuales, los diarios necesitan algo más que cartitas de lectores, hay que hacer al público cómplice, pedirle opiniones, datos, debate e incluso hacer que escriba.

6. Los periodistas deben mantener un perfil más allá de las redacciones, por medio de blogs y su presencia virtual.

7. Los medios deben hacer de sus portales digitales más que una copia de la edición impresa, deben actuar independientes.

8. Superar las montanas de palabras. Darle la palabra a las fotos, gráficas y videos donde aclaraciones sobran.

9. Balance entre lo impresio y digital. No hay que regalarle nada importante al internet.

10. Estrategia de cuatro canales para diferentes tipos de usuarios y necesidades: Impreso, tableta, celular e internet.

11. Y nada tiene sentido si no pasa lo siguiente: El lector de periódicos debe apoyar al medio que durante décadas lo ha hecho más inteligente y le ha entretenido. El lector debe pagar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s