Archivo de la categoría: Reportajes

Viviendo en la ruta del canal

Después que el gobierno anunció a mediados del 2014 la ruta del canal interoceánico visité el istmo de Rivas para escribir un reportaje sobre los posibles expropiados, así que volví hace poco a la comunidad de Río Grande para conversar con las familias y recuperar la historia a continuación

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Río Grande de Rivas ya no existe, los mapas aún lo señalan pero están desactualizados, el lugar se transformó en un cauce arenoso. La sequía acabó con el manantial y muchos pozos, algunos con suerte sacaron un poco de maiz, frijoles y sorgo para no morirse de hambre.

Aquí precisamente, en esta comarca entre Tola y la ciudad de Rivas, sobre este arenal que aparece en los mapas con el opulento nombre de “Río Grande”, se construiría la esclusa del Pacífico del famoso Canal Interoceánico de Nicaragua. Es decir, la comunidad que hoy está muriendo de sed, quedaría sepultada por el agua canalera.

La mayoría de los 2,650 habitantes censados en el 2005 viven de la agricultura de subsistencia, entre ellos campesinos beneficiados por la reforma agraria del gobierno sandinista en la década de los 80 y que ahora se sienten traicionados con este nuevo proyecto. “Daniel Ortega nos dió estas tierras y ahora nos la quiere quitar”, dijo la agricultora Elsa Duarte, sobre el presidente, quien también fue el líder de la guerrilla sandinista.

Eddie López, obtuvo cuatro hectáreas con la reforma porque es indígena, pero en el 2014 los técnicos chinos marcaron su propiedad para expropiarla, rumores de vecinos dicen que serán desplazados a un asentamiento construido por el gobierno en el área de El Astillero.

“Aunque me regalen una casa, de qué sirve si voy a terminar en un pedregal. Yo no voy a comer una casa, vivo de la agricultura, de nada sirve buscar empleo en un hotel”, dijo López sobre las oportunidades que le quedarían.

La ruta anunciada por Wang Jing, presidente de la concesionaria Hong Kong Nicaragua Canal Development Investment Company (HKND) requiere una inversión de 40 mil millones a 50 mil millones de dólares, sus 278 kilómetros sobrepasan al Canal de Panamá que tiene 78, con un ancho de 230 a 530 metros y hasta 30 metros de profundidad, podrían dar paso a 5100 barcos anuales. Según el Plan de Diseño disponible en el portal oficialista La Voz del Sandinismo, el proyecto incluye un aeropuerto, zonas turísticas y de libre comercio, dos puertos, complejos habitacionales y administrativos, un hotel con mil 400 habitaciones que sería el más grande de la región e incluso la laguna artificial de 400 kilometros cuadrados que usarían para alimentar el sistema de esclusas.

Más de un año pasó y todo está igual en Río Grande, aunque en octubre pasado un piloto que fotografiaba la ruta canalera murió al estrellarse contra la copa de un árbol.

Se rumora también que mandarán a los desplazados al Atlántico Norte, por eso López considera que “nadie va a ir por las buenas, aquí puede haber hasta sangre, la gente no quiere irse a otro lado, sería bueno que el gobierno se sentara a platicar con la gente, pero lo toman a uno como objeto”.

Duarte en cambio está resignada, “uno puede aceptarlo, qué le vamos a hacer si el gobierno manda! No voy a decir que me van a matar por un tuco de tierra, al principio lloré porque una está acostumbrada a su lugar, ahora solo estamos esperando que se haga la voluntad de Dios. Bonito sería que te digan donde te van a poner y cuanto te van a dar por la tierra, pero es duro que te vayan a botar como perro a un lugar desconocido”.

Algunos miembros de la comunidad han asistido a las protestas, pero Damaris Martínez Aráuz y su esposo Juan Zúniga prefieren quedarse por temor a la violencia, aunque participan en las reuniones mensuales que organiza el Frente Sandinista. Ellos también son beneficiados de la reforma agraria pero la propiedad no está legalizada con sus nombres, “a pesar que hemos dejado toda nuestra vida aquí”.

Así que las indemnizaciones por los terrenos expropiados podrían ser un rompecabeza para esta familia y la de otras muchas en la ruta. Los registros de propiedad de Nicaragua están incompletos y se estima que casi la mitad de dueños tienen problemas de legalización, como comprobó el estudio “Mercado de Tierras y Seguridad en su Tenencia” del 2011, publicado por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social.

En noviembre corrió por la comunidad el rumor que era la última vez que visitarían el cementerio para el Día de los Muertos, muchos se preguntan dónde pondrá a los difuntos o si se van a poder llevar los restos que están en el cementerio.

Los Zúniga no saben si el canal será construido o no, pero viven con la preocupación “que de la noche a la mañana nos digan que debemos salir”.

A cinco kilómetros al oeste de Río Grande está La Junta, otra comunidad donde los técnico chinos aparecieron, aquí los ancianos son los más consternados por posibles desalojos. Los más jóvenes dicen que no se opondrán mientras paguen lo justo por sus tierras.

Gilberto Tórres, un agricultor con cuatro hectáreas sembradas con sorgo y frijoles, nació en La Junta y quisiera morir aquí también, por eso pide que el gobierno deje a los expropiados de la comunidad a la orilla del canal y no los lleven a un lugar lejano.

LAS COSTAS HOTELERAS

HKND pretendía ocupar zonas en la costa del Pacífico y la isla lacustre de Ometepe, que es una región de alta demanda de bienes raíces. Los proyectos en eta área fueron eliminados el año pasado, en su momento intenté contactar con los dueños de los hoteles Madera Surf y Morgan’s Rock en el Pacífico, con representantes de la industria hotelera y de bienes raíces en la costa de Madera, San Lorenzo y Majagual pero no quisieron opinar sobre el tema.

El Grupo Pellas no se encuentra en el área de expropiación, pero el posible puerto de Brito está a pocos kilómetros de su proyecto Guacalito de la Isla, cuya inversión ronda los 250 millones de dólares. A pesar de la insistencia, nunca comentaron al respecto.

Las etnias rama y kriol en el río Punta Gorda y su desembocadura en el Atlántico emitieron un comunicado de prensa donde advierten que están violando el derecho de consulta, propiedad y autodeterminación de sus comunidades.

Las autoridades también prometieron ir a finales de mes (agosto 2014) a la región central y repiten las palabras del presidente de HKND Wang Jing, “el canal de Nicaragua será un canal ecológico” y los estudios presentados provienen de inspecciones e investigaciones en campo, “ninguno de nuestros resultados viene de la nada”.

Mientras tanto, el ejército tiene ya un puesto de control en la boca del río Brito donde hay unas 35 viviendas, la mayoría casas de verano, sin agua y electricidad, pero con patrullaje que empieza a afectar a algunos que en el único camino de acceso a sus propiedades son intersectados por los soldados.

El río Brito atraviesa en gran parte la hacienda Miramar, con más de mil hectáreas, otrora propiedad del dictador Anastasio Somoza Debayle y confiscada en 1979, pasó a manos de la cúpula económica del partido sandinista después de 1990. Ahora es propiedad de un consorcio guatemalteco, cuyo representante legal es una persona cercana al gobierno, según investigaciones de la revista digital Confidencial.

En la desembocadura de Brito vive Moisés Pérez Morales, probablemente uno de los primeros trabajadores nicaragüenses beneficiados por el canal, fue contratado por los geólogos chinos como guía entre septiembre y diciembre del 2013 y los llevó a las comunidades, después volveron a buscarlo entre marzo y abril del 2014.

“Buscan a los pescadores locales, un amigo estuvo también trabajando en las perforaciones en tierra, contrataron botes de San Juan del Sur para hacer exploraciones en el mar”, pero a pesar de la entrada extra de dinero, Perez sabe que con el canal “si uno es pescador y no sabe otra cosa, está arriesgándose a no encontrar otro trabajo”.

Pérez es testigo de la entrada y salida de caravanas de autos, lanchas y helicópteros, destaca además las múltiples visitas de Laureano Ortega Murillo, hijo del presidente y representante nacional de este proyecto, sin embargo, sabe que al iniciar la construcción terminará su suerte, su rancho en Brito será expropiado y deberá buscar otra playa si quiere seguir pescando.

El Frente Sandinista: Iglesia, empresa y guerrilla

Con la pérdida del poder en 1990, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) fundado en 1961 como un movimiento armado antisomocista, entonces foco de la revolución y protector de la misma perdió su identidad como institución nacional. Desde la oposición resulta una incógnita determinar la ideología de esta agrupación, porque en realidad, no es un partido político en el sentido tradicional, sino, de una milicia de ideologías mixtas y de grupos sociales diversos, unidos con el fin de acabar con la dictadura y después uno que otro programa social como estandarte, la reforma agraria principalmente, pero en la confusión de socialismo, marxismo y democracia. Aunque el partido se defina a sí mismo como socialdemócrata. Cuál es en realidad la identidad política del partido en el gobierno?

FSLN: Una milicia, Daniel su Comandante

Ni siquiera sus fundadores escribieron un programa político o manifiesto, hasta el triunfo de la revolución en 1979 existían tres tendencias principales que demostraban la fragilidad del movimiento y las dificultades por una política común incluso para hacer la guerra, tampoco llegaron a unificar un ideario durante el gobierno, lo que mejor sostenía a la organización fue el funcionamiento pragmático del Estado y su defensa.

Con la derrota de 1990, se adhiere a la Internacional Socialista, pero hoy en el gobierno omite puntos centrales de la socialdemocracia moderna: economía mixta, seguridad social incluyendo garantías de jubilación, regulación del sector financiero y económico, ecología, promoción de derechos civiles y humanos, así como el secularismo. Lo más socialdemocrata del sandinismo es por ahora la constancia en la idea del multilateralismo, a pesar de la apariencia radical del grupo ALBA, siempre está de la mano con la ONU, OEA y SICA, incluso con el FMI y el Banco Mundial. A nivel comercial tampoco promueve el comercio justo, por el contrario, se trata de un sistema capitalista de libre mercado radical e interés en mantener a los grandes sectores económicos satisfechos, mientras acumula capitales en negocios seudoestatales no regulados ni controlados.

La paz trajo consigo el mayor cambio en el FSLN como institución, porque su función de gobierno también queda anulada con la tarea de defensa militar, las asonadas constantes durante el gobierno de Chamorro Barrios son prueba de la dificultad de diálogo y presión política, aunque también son marcas del interés por desestabilizar al sector antisandinista en vista a las siguientes elecciones. Sin embargo, la falta de una personalía militar, sobre todo en un proceso de democratización hasta cierto punto exitoso, no transforma la estructura de mandos y comandos, debe recordarse que durante casi tres décadas es ante todo un organismo de combate armado.

El Frente Sandinista nunca ha dejado de ser una milicia. La pérdida del poder no lesionó la estructura de mandos, aunque sí directamente a mucho de su personal, personalidades y grupos a la interno del que debería convertirse en un partido político mantuvo la cohesión al márgen de la doctrina ideológica gracias a la disciplina castrense y pese a la presión del recién formado grupo económico que sostenía más que todo las campañas electorales. El Frente Sandinista no logró reorganizarse como una organización política en el sentido tradicional y como institución nacional, prueba de esto fue la ruptura entre el aparataje político-ideológico liderado por Sergio Ramírez, un escritor y diputado suplente, sin experiencia, ni autoridad militar cuya propuesta desde el poder legislativo si bien es cierto buscaba ante todo restar poder al ejecutivo, beneficia el proceso de democratización por medio de la prohibición de la reelección y fortalecimiento institucional, la descentralización por medio del municipalismo y la autonomía regional, así como la ampliación de los derechos humanos, incluyendo los políticos.

Dos cosas determinan la “mística sandinista” desde entonces, el triunfo de la fuerza militar organizada integrada por ex guerrilleros, ex militares, ex policías, ex Comité de Defensa Sandinista (CDS), así como una gran influencia dentro del ejército y la policía que no necesitaba tomar posición antigubernamental por la organización de sectores de choque paramilitares que hacen perder relevancia a gremios como la Juventud Sandinista, la Asociación de Mujeres Luisa Amanda Espinoza (AMLAE) y los CDS, nuevos actores aparecen, los sindicatos y la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) son los brazos de desestabilización callejera. Sin embargo, hasta aquí la estructura de mandos funciona para cohesionar al soldado sandinista, porque ante todo, el partidario del Frente Sandinista es militante, está sujeto a la cadena de mando y su participación está sometida a la misma doctrina que tiene toda milicia: la disciplina castrense, la obediencia al comando es premiada con ascensos y prevendas, mientras la desobediencia es penada con la exclusión o expulsión.

Con el triunfo del 2006 se plantea un nuevo problema en el FSLN, porque además del sistema de premios y penas, la estructura militar del partido carece de una ideología que la legitime, la conquista del poder era hasta entonces la motivación del militante, porque todo ejército asume que el objetivo es la victoria sobre el enemigo, de ahí los slogans electorales van dentro de la misma simbología castrense: “Nicaragua, triunfa”, “Vamos por más victorias”, Nicaragua triunfará”. Las elecciones son las nuevas guerras y las campañas electorales se establecen como nuevos combates, por eso, es necesario una victoria total, porque en toda conquista, no existe ganador hasta que todo está ganado.

El sistema de disciplina militar encaja hasta la reconquista del poder y control estatal, incluso a pesar de los simulacros de democratización con las ya desaparecidas consultas populares, pero también dentro del discurso del comandante Ortega, en los que se plantean políticas claras y sociales en materia económica y  abiertas en las relaciones internacionales, pero que se radicalizan cuando asume la presidencia.

De ahí la urgencia de encontrar una ideología que pueda legitimar una realidad hasta entonces necesaria, la milicia en el poder necesita darle al Estado-Partido un ideario que se acomode a ese sistema estricto de participación, pero que oculte el carácter antisocial y la acumulación capitalista poco transparente de personas y grupos específicos ligados al proyecto personal Ortega-Murillo y a la urgencia de afianzarse en el poder sin necesidad de recurrir al modelo democrático, porque dentro de ese modelo está indiscutiblemente incluida la pérdida del poder.

En este caso, una milicia con una doctrina militar, no necesita ideología, sino, un sustituto, una doctrina religiosa que se sigue por fe, como un mandato divino indiscutible, una especie de predestinación mística y llamado celestial, con la mística seudoizquierdista, es posible crear una secta sandinista. No es un discurso legítimo basado en una teoría social, porque requeriría una amplia discusión sobre la socialdemocracia, sino, una expresión mesiánica. Ante todo esta evangelización a la estructura militar del FSLN permite la participación de Rosario Murillo, porque la conducta machista y misógena de las armadas es casi parte de su naturaleza, pese a la formación guerrillera de muchas mujeres, la historia de la revolución revela que poco poder tendría una esposa de miliciano en la toma de decisiones y la participación en el poder de mando. El reacondiciamiento del discurso popular-populista del sandinismo orteguista al modelo sectario, es la estrategia simbólica y discursiva para acomodar a una mujer dentro de esta plataforma organizacional marcada por la guerra.

Las tres esquinas de Centroamérica

Sin duda el Golfo de Fonseca parece un lugar remoto. En invierno resulta verdaderamente inaccesible, aunque probablemente ya estará terminada la carretera que une Managua con Potosí, veremos cuánto tiempo aguanta.

El muelle de pescadores a los piés del Cosigüina es un lugar extremadamente pobre, del otro lado, donde están nuestros vecinos hondureños y salvadoreños, pude viajar el año pasado y en el 2009. Cercanías distantes en un mar que causa malestares y donde suenos de tiempos mejores existen desde las mismas fundaciones de esas pequeñas comunidades inundadas de mar y una belleza descomunal.

Esta es una de mis crónicas del Golfo de Fonseca…

La Stasi y Nicaragua

La historia del Ministerio del Interior y su Dirección General Seguridad del Estado (DGSE), ha sido por mucho tiempo un legado de acusasiones con muchos misterios, en los antiguos archivos de la Seguridad del Estado (Stasi) de Alemania oriental, resguardados por un archivo federal en Berlín, pudo encontrar muchos evidencias de las operaciones y organización del desaparecido monstruo controlador en Nicaragua.

Un reportaje de espías en un país en guerra.

De amor y guerra

Durante más de un siglo se consideró un mito la guerra entre Nicaragua y el Imperio Pruso por culpa de un mal amor entre un muchacho leonés y una agraciada alemana. En los archivos históricos de la marina de guerra encontré el testimonio de esta increíble historia. Es cierto, un conflicto familiar originó una amenaza de guerra con el Imperio Alemán del Kaiser Guillermo I. Cuatro barcos de combate con más de mil tripulantes amenazaron las costas de Nicaragua en el siglo XIX. Este es el relato…